Wir verwenden eigene und fremde Cookies zur Analyse unserer Dienstleistungen. Wenn Sie weitersurfen, gehen wir davon aus, dass Sie deren Gebrauch akzeptieren. Mehr Information HIER

IMPORTANTE OBRA POST-INCUNABLE MANUAL DE CONFESORES Y PENITENTES - MARTÍN DE AZPILICUETA - 1565 -


18 fotos IMPORTANTE OBRA POST-INCUNABLE MANUAL DE CONFESORES Y PENITENTES - MARTÍN DE AZPILICUETA - 1565 - (Libros Antiguos, Raros y Curiosos - Religión)

  • IMPORTANTE OBRA POST-INCUNABLE MANUAL DE CONFESORES Y PENITENTES - MARTÍN DE AZPILICUETA - 1565 -

    IMPORTANTE OBRA POST-INCUNABLE MANUAL DE CONFESORES Y PENITENTES - MARTÍN DE AZPILICUETA - 1565 -

    4.500,00 €


    Endet am: 1d 21h 24m 
    3. Dezember 2020 20:03:00 MEZ
    Startpreis:   4500,00 €

    Artikel: 1

    Zustand: Normal (mit normalen Gebrauchsspuren)

    BUEN ESTADO


    IMPORTANTE OBRA POST-INCUNABLE MANUAL DE CONFESORES Y PENITENTES - MARTÍN DE AZPILICUETA - 1565 -

     

    Información general de la obra o la colección:

    • Estado de conservación: Mal estado de conservaicón, sobre todo la cubierta.
    • Faltas, daños, anotaciones, firmas: Falta la portada y la cubierta esta muy deteriorada, tambien presenta algunas anotaciones en márgenes.
    • Páginas: 799 + 158 del comentario.
    • Año: 1565
    • Medidas: 20 x 15 cm
    • Ilustraciones o Grabados:  No
    • Fotografías: No
    • Encuadernación: pergamino
    • Envío península por mensajería correos 72h.:  Tarifa correos 2018
    • Envio Islas e internacional:  Tarifa correos 2018
    • Otros datos de interes: 
    • Información sobre la obra y el autor: 

      Martín de Azpilcueta Jaureguízar C.R.S.A. (BarásoainReino de Navarra13 de diciembre de 1492-Roma21 de junio de 1586) o Doctor navarrus fue un filósofo, religioso y teólogo navarro y uno de los más importantes intelectuales de su tiempo.

       

      Biografía[editar]

      Nació en el seno de una familia noble agramontesa de origen baztanés. Hijo de Martín de Azpilcueta y de María de Jaureguízar, oriundos de los palacios de sus apellidos situados en el valle de Baztán.

      En 1509 inicia estudios de Filosofía y Teología en la Universidad de Alcalá, fundada entonces por el cardenal Cisneros, donde permaneció durante 4 años. Graduado en ambas ciencias, cursó después Derecho Canónico en la universidad de Toulouse, la más famosa en aquel tiempo para el estudio de esta disciplina. Obtuvo la cátedra de Cánones de dicha universidad a la edad de 26 años, impartiendo clases en dicha universidad, así como en la de Cahors.

      Durante su estancia en Toulouse fue ordenado sacerdote, regresando a Navarra en 1523, a pesar de las ofertas recibidas para permanecer en dicha universidad. En el viaje de vuelta, se detuvo en Roncesvalles, cuyo prior era en aquel momento Francisco de Navarra, donde tomó el hábito de la Orden de Canónigos regulares de san Agustíncuando contaba 30 años de edad.

      En compañía del prior de Roncesvalles pasó a la Universidad de Salamanca en 1524. Estando en Salamanca, y aún antes de obtener en ella cátedra alguna, fue promovido por Carlos V a una plaza en el Consejo Real de Navarra y le concedió también una canonjía en la catedral de Pamplona, aunque rehusó ambos cargos. En Salamanca se vio obligado a doctorarse de nuevo en Cánones, pues esta universidad no aceptaba los grados obtenidos en otras.

      Fue catedrático en Salamanca durante catorce años, en el transcurso de los cuales asistió en cierta ocasión a escucharle el emperador Carlos V, ante el cual disertó acerca del origen democrático del poder. Formó discípulos, entre los que se cuentan Diego de Covarrubias(1512-1577), el jurisconsulto portugués Arias PineloFrancisco Sarmiento y Pedro de Deza (1526-1600).

      Por orden del emperador pasó a la Universidad de Coímbra (Portugal), recién fundada por los monarcas portugueses. Una vez allí, el rey Juan III le concedió en 1538la cátedra de Prima de Cánones y una renta anual de ochocientos cincuenta ducados, además de una chantría en la catedral de aquella ciudad.

      Durante su estancia en Coimbra, además de su actividad docente, ejerció influencia en la vida pública portuguesa como consejero y confesor de personalidades ilustres. Fue consultado acerca de diversos asuntos por los tribunales de la Inquisición y se le quiso dar un obispado, lo cual rehusó. Después de dieciséis años de docencia en aquella Universidad, determinó abandonar aquel reino para emplearse en el estudio y en las tareas necesarias para la publicación de sus obras.

      Tras jubilarse en 1555, regresó a Navarra para acoger a tres sobrinas suyas huérfanas. En su viaje se detuvo en Valladolid, donde la princesa regente Juana le encargó la visita de dos monasterios. Uno de ellos era el de San Isidoro de León, que ya había visitado veinte años atrás. En esta ocasión se le encomendó dar solución a las diferencias que los religiosos del monasterio tenían con su abad, cumpliendo dicho cometido con gran prudencia.

       
      Casa natal de Martín de Azpilicueta en Barásoain, Navarra.

      Ya anciano, en 1568, fue enviado por Felipe II a Roma, donde permanecería hasta su muerte, para encargarse de la defensa del también navarro Bartolomé de Carranza, arzobispo de Toledo y cardenal primado de España, acusado de herejía ante el tribunal de la Inquisición. Concluido el largo y complejo proceso durante el pontificado del papa Pío V, y gracias a la brillante defensa del Doctor Navarrus, Carranza, que iba a morir poco después de conocer la sentencia, fue al fin absuelto de los cargos que se le imputaban.

      Azpilicueta estuvo propuesto para ser elevado al cardenalato dos veces, pero lo impidió la oposición de Felipe II, que actuaba en Roma por mediación del cardenal Francisco Pacheco y del embajador Juan de Zúñiga.

      Junto con el trabajo que requería la defensa del arzobispo de Toledo, y la edición en latín de muchas de sus obras, ingresó como consultor en el Supremo Tribunal de la Penitenciaría, a propuesta de Pío V y de Carlos Borromeo. Fue también muy estimado por los pontífices Gregorio XIII y Sixto V, quienes acudieron con frecuencia a Martín de Azpilcueta en busca de consejo acerca de materias muy diversas.

      Una vez fallecido, conforme a su voluntad, fue sepultado en la iglesia de San Antonio de los Portugueses de dicha ciudad.

      Pensamiento[editar]

      El séptimo respecto que hace subir o bajar el dinero, que es de haber gran falta y necesidad o copia de él, vale más donde, o cuando hay gran falta dél (...) como por la experiencia se ve que en Francia, do hay menos dinero que en España, valen mucho menos el pan, vinos, paños, manos y trabajos de los hombres; y aun en España, el tiempo que había menos dinero, por mucho menos se daban las cosas vendibles, las manos y trabajos de los hombres, que después de las Indias descubiertas las cubrieron de oro y plata. La causa de lo cual es que el dinero vale más donde y cuando hay falta de él, que donde y cuando hay abundancia.

      M. de Azpilcueta. Comentario resolutorio de cambios (1556)1

      Considerado a la vez como teólogojurisconsulto y economista. Autor de numerosos ensayos. Perteneció a la llamada Escuela de Salamanca junto con otros jesuitas, dominicos y franciscanos, muy anteriores a los fundadores de la Economía Clásica (Gran Bretañasiglo XVIIIAdam Smith y sus seguidores, entre otros), que se tienen generalmente como iniciadores de la economía moderna, sin serlo.

      Se ocupó de los efectos económicos de la llegada de metales preciosos de América, siendo el primer formulador de historia de la teoría cuantitativa del dinero; hizo notar la diferencia existente entre la capacidad adquisitiva del dinero en los distintos países según la abundancia o escasez de metales preciosos que hubiera en ellos. Define lo que se llamó la teoría del valor-escasez en los siguientes términos: «Toda mercancía se hace más cara cuando su demanda es más fuerte y su oferta escasea».

      Reconoció que el dinero es una mercancía más y, como tal, tiene un valor y hay que pagarlo: El interés del préstamo.

      Obras[editar]

       
      Manuale de' confessori1584(Milano, Fondazione Mansutti).

      Las principales obras de Martín de Azpilcueta, muy estimadas por teólogos y canonistas de todos los tiempos, son:

    • Manual de Confesores y Penitentes, publicado en Coimbra en 1553, obra que fue numerosas veces reproducida tanto en castellano como en latín. En 1569, aparecieron unas "Additiones al Manual"
    • De Usuras y Simonía (1569, acompañando a las "Additiones al Manual").
    • Tratado sobre las rentas de los beneficios eclesiásticos"De redditibus beneficiorum Ecclesiaticorum...", que alcanzó numerosas ediciones a partir de su primera publicación en Valladolid (1566).
    • Comentario Resolutorio de Cambios.
    • Enajenación de las Cosas Eclesiásticas.
    • Comentario sobre los expolios de los clérigos.
    • Cuatro Comentarios de Regulares.
    • Tratado de las Horas Canónicas y de Oración.
    • Tratados del Rosario.
    • Silencio en el Oficio Divino.
    • Capitulo Inter Verba.
    • Capitulo Humanae Aures,
    • Tractatus de Finibus Humanorum Actuum,
    • Tratado de Penitencia,
    • Tratado de Indulgencias y Jubileo,
    • De Rescriptis,
    • Tratado de Juditiis, etc.
    • Sus obras completas se publicaron en Venecia (1598) bajo el título de "Compendium horum omnium Navarri operum".

    Su obra :

    Entre sus obras más famosas destaca el Manual de confesores y penitentes que llegó a tener cinco ediciones en español, una en portugués y treinta y ocho en latín por toda Europa, entre 1552 y 1626. Prueba de que la escolástica española del siglo XVI podía estar abierta a los problemas del tiempo es la riqueza de los "casos" morales sobre los cuales reflexionaba en ese Manualdestinado a iluminar la conciencia tanto de los seglares como de los confesores. El Compendio tuvo tanto éxito editorial como el Manual: siete ediciones en España entre 1575 y 1586, fecha de la muerte del Doctor Navarro.

    En una carta dirigida a Felipe II, e incluida en los preliminares de esta edición, explica el propio Azpilcueta los motivos de su nueva redacción: descontento frente a las traducciones al latín, plagadas de errores, y de los compendios derivados de las ediciones españolas, el autor del Manual decidió escribir un compendio que reflejara perfectamente su doctrina. En la edición de Valladolid de 1586, publicada el año de su muerte, el autor aporta algunos complementos en relación con las ediciones anteriores, como lo anuncia el titulo completo: Compendio del Manual de Confesores y Penitentes, que contiene en summa casi todas las dudas que en las confessiones suelen ocurrir. Nuevamente recopilado por el mesmo autor y añadió muchas cosas que no están en el Manual.

    El libro está minuciosamente estructurado: ocho preludios alrededor de definiciones teológicas del alma y de los pecados, unos capítulos introductivos sobre la confesión, una serie de capítulos dedicados al decálogo con una atención particular al mandamiento "no hurtarás". Luego se contemplan los pecados contra los cinco mandamientos de la Iglesia, los que se cometen contra los siete sacramentos y, en particular al hablar del matrimonio, se evocan todos los casos de impedimento, los siete pecados mortales y los pecados dependientes de los cinco sentidos. Finalmente se clasifican los pecados por estados : los reyes, los reos y presos, los estudiantes, los médicos y cirujanos, los ejecutores de los testamentos, los tutores y curadores, los administradores de hospitales, los eclesiásticos de diferentes niveles y funciones. La lectura de esos capítulos es muy útil hoy para quien quiere profundizar su conocimiento de la sociedad española y las mentalidades del siglo XVI. El libro concluye sobre la manera con la que el confesor se ha de haber con el ya confesado y las censuras que puede infligir a su penitente (descomunión, suspensión, entredicho, irregularidad). Una tabla final detallada remite por orden alfabético a los diferentes apartados del libro.

     

    Cualquier duda o aclaración, consúltenos antes de realizar una puja, compra u oferta, gracias.

    Todos los envíos por defecto se realizarán a través de correos España, existe posiblidad de otro tipo de envíos, consultar antes, gracias.

     La Clandestina books

     ( GUADALAJARA )



Über diesen Artikel informieren