1518.- OLEO S/TELA 49x41 ,,,RETRATO MUJER,,, VERDAGUER


3 fotos 1518.- OLEO S/TELA 49X41 ,,,RETRATO MUJER,,, VERDAGUER (Arte - Pintura - Pintura al Óleo Moderna sin fecha definida)

  • Artikel: 1

    Zustand: Normal (mit normalen Gebrauchsspuren)


    Oleo sobre tela de 49x41 con marco. Retrato mujer. Firmado: Verdaguer

    El pintor Josep Verdaguer nació en Barcelona, el día 11 de mayo de 1923. En plena adolescencia, y sin más normativa que su propia intuición, recorría las proximidades de la Ciudad Condal pintando paisajes. Más tarde ingresa en la Academia Tárrega. A los diecisiete años, accede a la Academia de Bellas Artes de Sant Jordi. Recibirá lecciones de ilustres profesores, como Amat, Puig Remdro, Muntaner, Labarta... En las aulas se relaciona con alumnos que acabaron triunfando como él: Jaume Muxart, Carles Nadal, Cadena, etc.

    Realiza su primera exposición en la Galería Condal, en 1947. Ésta fue un éxito total: ninguna obra regresó al taller. Aquel triunfo animó a Josep Verdaguer a realizar el clásico viaje de todo buen pintor catalán: el de París. Después de un tiempo dedicándose a la enseñanza, recibió su primer encargo mural. De ahí le llegaron otros para decorar paredes de muchas iglesias catalanas: la de Sant Andreu; la ermita de la Salut, en Gerona; la Iglesia de Queralt, entre otras.

    Después de aquella época, comienzan los viajes a Suecia, Dinamarca, Holanda y Bélgica, así como a Uruguay, Argentina o Brasil. Pinta barrios humildes: puertos de pescadores, zonas suburbiales, etc. Hace lo mismo cuando planta su caballete en Madrás; en los alrededores del Sena, en París; en canales y puentes holandeses. Un paisaje y una sociedad que exigen, en su planteamiento, las horas de luz baja, cuando sale y cuando se pone el sol. También pinta escenas del hogar, con su calor e intimidad, y bodegones con elementos simples.

    Es pintor de campo, partidario de acudir al aire libre. Sus dibujos, de rápida ejecución y espontánea factura, son la primera impresión. Tiene una gran sensibilidad para registrar la sensación que le causa cualquier motivo. Su obra es la unión entre la realidad foránea y su espíritu interior. Consiste en plasmar una naturaleza humana, urbana o rural simple, sin sofisticaciones, con un toque de melancolía. Es ésta una obra, como afirmó en su día el crítico Alberto del Castillo, donde aparecen las cosas y los hombres mirados con amor y ternura.


PIPLASO

1.527
España (Vizcaya)
Mitglied seit: 28/08/2003

  Zu Favoriten hinzufügen